En el Museo de las Escuelas, en Argentina, la participación del público es el eje de las exposiciones

En el mes de mayo de 2010, el proyecto “Diseño y montaje de dispositivos participativos para la construcción colaborativa del nuevo guion narrativo y museográfico del Museo de las Escuelas” recibió el máximo galardón de la primera edición del Premio Iberoamericano de Educación y Museos. El reconocimiento representó un fuerte aval a la política museológica y educativa de la institución, basada en el compromiso de elaborar los diseños de las exposiciones centrados en los visitantes. Museo_de_las_Escuelas_INT2

Desde entonces, esta política de construcción museológica continúa siendo el eje del trabajo en el Museo de las Escuelas. En él, se valora la participación real del público en todos los procesos de concepción, diseño, montaje y desarrollo de las exposiciones.

“En el Museo, se cuentan varios relatos a la vez: el relato conceptual, el relato del diseño expositivo y el relato de los visitantes. De este modo, el hilo argumental del museo se enriquece con las voces de los visitantes”, explica Silvia Alderoqui, Directora del Museo de las Escuelas desde septiembre 2002 hasta diciembre de 2016. “La trama resultante entre estos relatos es la que configura y da forma a la experiencia de cada uno.”

Los dispositivos participativos funcionan como un teatro de objetos, seleccionados especialmente para contar diversos relatos: un aula de la escuela normal,, el Jardín de Infantes, el consultorio escolar, el salón de actos, el patio del recreo. En estos espacios, los visitantes son invitados a recrear prácticas escolares de su infancia – como la escritura, la lectura o los juegos.

Especialista en didáctica de las ciencias sociales, educación artística y función pedagógica de los museos, Silvia Alderoqui afirma que es necesario entender a los visitantes para que se aumente el público de las instituciones culturales. “Nadie nace visitante de museo. La cuestión es cómo pasamos de pensar en lo que les falta a nuestros visitantes para convertirse en nuestro público, a trabajar sobre lo que nos falta a nosotros como museo para ser atractivos para todos los públicos y no solo para los habituales”, explica.

Premio Iberoamericano de Educación y Museos

Museo_de_las_Escuelas_INT3Con la dotación de US$ 10.000, el Museo de las Escuelas editó dos publicaciones: Lo que el borrador no se llevó, que es solicitada por todas las escuelas de la ciudad de Buenos Aires y de Argentina; y Los visitantes como patrimonio, además investir en el diseño de nuevos prototipos para la participación de los visitantes y en la organización de cursos, jornadas de capacitación y círculos de lectura.

Hoy en día, el Museo de las Escuelas organiza exposiciones en colaboración con otras instituciones poniendo en valor el patrimonio de la cultura escolar y también perfeccionando el diseño de dispositivos participativos. Otra acción importante son las muestras itinerantes, que recorren diversas realidades de la ciudad y del país. Los cursos de capacitación y profesionalización de los educadores de museo es otra de las iniciativas de largo alcance.

Esta es una de las grandes historias apoyadas por el Programa Ibermuseos, a través del Premio Iberoamericano de Museos, que este año llega a su octava edición, con lanzamiento previsto para el próximo día 25 de abril. A lo largo de 7 ediciones, han sido reconocidos a 53 proyectos de 12 países, los cuales se caracterizan por estar comprometidos socialmente con comunidades, por promover la diversidad y el encuentro intercultural. Además de estos, otros 92 proyectos recibieron mención de honor. Pueden participar de la convocatoria museos, instituciones culturales o educativas de los 22 países que componen la Comunidad Iberoamericana.

Fotos: Museo de las Escuelas

NOTICIAS RELACIONADAS:

Joven Explorador, un ejemplo para los pequeños museos de Iberoamérica

Ibermuseos lanza el 25 de abril la octava edición del Premio Iberoamericano de Educación y Museos