François Mairesse defiende resistir a la visión puramente económica de los museos

Mairesse ministró conferencia sobre la Recomendación Unesco en el 7º Foro Nacional de Museos, en Brasil

La tensión entre las visiones económica y social de los museos fue el punto conductor de la conferencia del profesor François Mairesse en el 7º Foro Nacional de Museos, en la ciudad de Porto Alegre, Brasil, sobre la Recomendación de la Unesco relativa a la protección y promoción de los museos y colecciones. Autor del estudio preparatorio para la formulación del documento, Mairesse defendió resistir a la tendencia de algunos gobiernos de tratar los museos como instrumentos de crecimiento económico de ciudades y países.

“Es una forma peligrosa de concebir a los museos. No es suficiente. Si perdemos la idea de los museos como lugares de educación y preservación, podemos perder toda su funcionalidad”, advirtió Mairesse, que es presidente del Comité Internacional para la Museología del Consejo Internacional de Museos (Icofom/Icom).

Para él, cada institución debe estar adaptada a su contexto. “Una sólo visión museológica sería una pesadilla. Tenemos que respetar la diversidad”, reforzó. Para eso, la Recomendación Unesco puede servir de herramienta para los gestores culturales, al exponer las múltiples funciones de los museos.

Mairesse destacó el papel del Instituto Brasileño de Museos y del Programa Ibermuseos en la defensa de la visión social de los museos en debates internacionales sobre el tema. “Sin estos actores, no habría Recomendación”.

La Recomendación de la Unesco y la Declaración de Salvador

Conversamos con François Mairesse antes de la conferencia, cuando él trazó un paralelo entre la Recomendación Unesco y la Declaración de la Ciudad de Salvador, de 2007, base de la cooperación de los Estados Iberoamericanos en políticas públicas en el ámbito de los museos. “Los dos documentos van en la misma dirección, de reforzar el papel social y político de los museos. La Declaración de Salvador significó la creación de una red muy importante. Una unión significativa en el sentido de influenciar la visión y el desarrollo de los museos en este siglo”.

“Eso es, en cierto modo, también el objetivo de la Recomendación”, continuó Mairesse. “Estas voces son importantes para mostrar que no hay sólo un modelo, el modelo anglosajón de museos.”

Él recordó que tales documentos siguen el legado de la Declaración de Santiago de Chile, de 1972, y dijo que es necesario ponerlos en valor en un contexto en el que es cada vez más dominante el modo de concebir los museos como una industria, con relación cercana al marketing y al turismo. “Es fundamental mantener en evidencia también la visión social.”

Fotos: Ascom / IBRAM