El Registro de Museos Iberoamericanos completa un año

Uno de los proyectos más importantes del Programa Ibermuseos, el Registro de Museos Iberoamericanos completa hoy (28 de junio) un año. Desarrollado por el Observatorio Iberoamericano de Museos, el RMI es una plataforma digital – http://rmiberoamericanos.org – para la promoción del conocimiento de la diversidad museal de Iberoamérica. Es un recurso de consulta especializada, que recoge a través de fichas, información sistematizada, consensuada, comparable y avalada por cada país.

Actualmente, el RMI cuenta con la participación de 7.259 museos de 15 países – dos más que a fecha de su lanzamiento: Cuba y Bolivia se sumaron a la plataforma en diciembre de 2017, mientras Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Portugal y Uruguay están presentes desde junio de 2017.

“Esta plataforma digital mostra no solo el tejido geográfico, sino el estado que guardan las instituciones museísticas, y recoge la información sustantiva sobre su gestión, su infraestructura, sus colecciones, su manejo y posicionamiento”, detalla la presidente del Programa Ibermuseos, Magdalena Zavala Bonachea.

“Uno de los mayores éxitos del RMI es haber fomentado la creación de registros nacionales de museos en los países que no contaban con un recurso tan esencial para su gestión, como ha sido el caso de Argentina o Perú. Realidades como estas dan buena muestra de su importante papel en el desarrollo de las políticas públicas en materia de museos en los citados países”, explica Virginia Garde López, representante del Ministerio de Cultura y Deporte de España y coordinadora del OIM.

“Por otra parte, el Registro ha servido en muchos países para dar un impulso a la actualización de la información y los datos que las instituciones responsables tenían acerca de sus museos, lo cual repercute en su gestión”, continúa Virginia Garde. “Durante el año de vida del proyecto, la participación de los países se ha incrementado, tanto en relación al número de instituciones integradas, como a las naciones que actualmente forman parte del recurso: un buen ejemplo de cooperación cultural internacional.”

El RMI dispone de un entorno accesible solo a los responsables de los países con información más detallada de las instituciones, que posibilita el intercambio de información entre las administraciones públicas, los museos y sus profesionales. Por primera vez, a nivel regional, se tiene a la mano una plataforma de interacción, con la cual se pueden establecer sinergias entre instituciones afines para la circulación de bienes, implementación de exhibiciones compartidas y, especialmente, para la investigación científica y académica sobre el origen y manejo de colecciones.

“Las potencialidades son múltiples, una de ellas es el trabajo conjunto en el desarrollo de catálogos razonados regionales o la conformación de proyectos curatoriales para itinerancia de exposiciones”, analiza Ivette Celi, Subsecretaria De Memoria Social del Ministerio De Cultura y Patrimonio de Ecuador, e integrante del Consejo Intergubernamental del Programa Ibermuseos.

Junto a la actualización periódica de las cifras y fichas de los museos participantes, en marzo ha sido desarrollada la sección Museos en datos, a través de la inclusión de importantes mejoras en su diseño y programación. Gracias a las mismas, el portal pasó a ofrecer gráficos cuyos datos se actualizan a tiempo real a partir de la información volcada en la base de datos.

Paralelamente, incorpora un apartado que muestra un informe específico sobre uno de los países miembros del Programa, cuyo protagonismo irá rotando periódicamente. La sección ha sido inaugurada por Chile en marzo – poniendo a disposición del público el Informe Preliminar Sobre La Situación de los Museos en Chile – 2017 – y en este momento destaca España, con la puesta a disposición de la Estadística de museos y colecciones de España 2016, recientemente publicada.

El RMI es una herramienta viva, en continuo crecimiento. Ibermuseos asume el desafío de conseguir llegar con el RMI a las más de 9.000 instituciones de los 22 países de la Comunidad Iberoamericana.