Abierta la convocatoria del 8º Premio Iberoamericano de Educación y Museos

A partir de hoy (25 de abril) hasta el 25 de mayo, instituciones iberoamericanas podrán postular sus proyectos al 8º Premio Iberoamericano de Educación y Museos. Para participar, los interesados deben registrarse a través de la plataforma Convocatorias Ibermuseos.

El Premio, realizado anualmente por Ibermuseos desde 2010, busca reafirmar y ampliar la capacidad educativa de los museos y del patrimonio cultural como estrategias de transformación de la realidad social. Sus bases se asientan en documentos de referencia como la Declaración de Santiago de Chile, de 1972, que considera el museo como “una institución al servicio de la sociedad, que adquiere, comunica y expone, con la finalidad de estudio, conservación, educación y cultura, los testimonios representativos de la evolución de la naturaleza y del hombre”, y la Declaración de la Ciudad de Salvador, de 2007, que entiende los museos como agentes sociales comprometidos con la diversidad, con la promoción del encuentro intercultural y con el desarrollo sostenible.

“Este año es un año importante para la museología en la región, ya que se cumplen 10 años de la firma de la Declaración de Salvador, documento en el cual los 22 países de la comunidad reconocen y refrendan su compromiso por potenciar el rol social de los museos”, comenta Magdalena Zavala Bonachea, Presidenta del Consejo Intergubernamental del Programa Ibermuseos.

¿Qué instituciones poden concurrir al Premio Iberoamericano de Educación?

Para participar, las instituciones deben poseer carácter cultural, educativo o afines, además de estar vinculadas a la administración pública (municipal, regional o nacional), o privadas sin ánimo de lucro.

A lo largo de 7 ediciones, han sido reconocidos 53 proyectos de 12 países, los cuales se caracterizan por estar comprometidos socialmente con sus comunidades, por promover la diversidad y el encuentro intercultural, bien como con el desarrollo sostenible. “El Premio Iberoamericano de Educación y Museos reconoce y reafirma el enorme potencial educativo de los museos y del patrimonio cultural, al ser estos espacios de reflexión crítica y cuestionamiento”, afirma Magdalena.

Museo_del_vidrio

Desde su creación, el premio ha reconocido iniciativas comunitarias de pequeños museos, inclusivas, con enfoque de género, iniciativas de grandes museos, dirigidas a la educación infantil y tantos otros proyectos que forman un gran mosaico de experiencias, tales como el proyecto Tallando Reflejos, de Vida – Mujer, vidrio y memoria, del Museo del Vidrio de Bogotá, Colombia, galardonado en la última edición del Premio.

El reconocimiento ha permitido que la institución empodere a las mujeres en situación de vulnerabilidad y víctimas de desplazamiento forzado en la localidad de San Cristóbal (Colombia), por medio de talleres de aprendizaje de la técnica de talla en vidrio, apoyo psicosocial y talleres de emprendimiento.

“Las instituciones museales y culturales tienen el reto de promover el desarrollo social en este siglo”, opina Fernando Aníbal Pérez, director del Museo del Vidro de Bogotá. “Es a través de procesos educativos que los museos van a llevar a cabo la misión de conservación y salvaguarda del arte, del patrimonio y de la cultura.”

Otra experiencia es la del Museo del Títere de Tolosa – Topic, en el País Vasco, España, recibió el Premio Iberoamericano de Educación y Museos en 2012, por el proyecto de un espacio que se ha convertido en un complejo museístico de investigación, reflexión, promoción y perfeccionamiento del arte de las marionetas.

Museo_del_Titere

“Cuando recibimos el premio, el Museo llevaba escasos tres años de vida y recibir el premio supuso un reconocimiento y una especie de validación de qué el camino que habíamos emprendido era el correcto”, recuerda la directora de Topic, Idoya Otegui Martínez, que también reforza el papel educativo de los museos. “A partir de ellos se desarrolla un programa pedagógico dirigido a todo tipo de público, haciendo del museo una institución viva y fundamental para la educación.”

Además de los 53 proyectos vencedores del Premio, otros 92 proyectos recibieron mención de honor y están disponibles para consulta en el Banco de Buenas Prácticas en Acción Educativa, también disponible en el portal de Ibermuseos.

Categorías

Como en las ediciones anteriores, el premio se divide en dos categorías: Categoría I- Proyectos llevados a cabo o en curso; y Categoría II – Fomento a proyectos en fase de elaboración y/o planificación. Para la primera de ellas, se otorgarán tres premios y para la segunda, cinco, en una inversión total de US$ 75 mil. Además, se otorgarán menciones de honor a los 20 primeros clasificados.

El proceso de evaluación de propuestas se realiza en dos etapas: la primera por las Comisiones Nacionales de Evaluación y la segunda por una Comisión Especial de Evaluación, compuesta por expertos en educación y museos de los países miembros del Consejo Intergubernamental de Ibermuseos.

Fotos: Museo del Vidrio de Bogotá; y Topic Tolosa

NOTICIAS RELACIONADAS:

Cátedra Viva – La lucha por la preservación del patrimonio ceramista

En el Museo de las Escuelas, en Argentina, la participación del público es el eje de las exposiciones

Joven Explorador, un ejemplo para los pequeños museos de Iberoamérica

Ibermuseos lanza el 25 de abril la octava edición del Premio Iberoamericano de Educación y Museos